Homeopatía animal

UNA MUJER PROTAGONISTA DE LA HISTORIA DE LA HOMEOPATÍA ARGENTINA... NO PODÍA FALTAR.

Una mujer

La historia de la Homeopatía argentina tiene, como la de Hahnemann, una mujer. Salvando las lejanías y diferencias con Melanie, en el siglo pasado hubo una mujer, cuya vida ha sido distinguida como prototipo desde variados ámbitos de opinión. Se llamó Juana Manso.
En una cálida semblanza, Clarisa Pérez Uriburu42 señala que, habiendo nacido en 1819, en el seno de una familia unitaria, en tiempos de Rosas emigró al Uruguay. Como una forma de aportar a la economía familiar, se inició en la enseñanza abriendo un "Ateneo de Señoritas". Casada con un violinista portugués, Francisco Saa de Noronha y luego de una gira artística de resultados catastróficos, se radicó en Brasil.
Entre muchas actividades culturales (escribió novelas, poesías, fundó periódicos), estudió obstetricia, "única rama de la medicina accesible a una mujer en el siglo XIX". Su trabajo en ese oficio le permitió conocer de cerca el empleo de la homeopatía, de notables resultados en la epidemia de cólera que asoló al Brasil de aquellos días.
Caído Rosas, Juana Manso regresó a su país y en 1854 apareció el primer
número de su "Album de Señoritas", revista dedicada a la educación popular de la mujer. En 1860 fue directora de una escuela mixta en Buenos Aires y más adelante, directora de la revista "Anales de la Educación Común", fundada por Sarmiento.
En el diario "El inválido Argentino" (Sección Administrativa, N° 54, año 1867 y n° 59 de 1868) publicó con su firma los artículos "La educación de la muerte", "Dos escuelas" y "Ojeada sobre la alopatía, por el Dr. Hahnemann" donde con fervor y convicción, testimonió su adhesión y comprensión de la medicina homeopática. Anteriormente en "Album de Señoritas" N°5 y 6 de 1854, había escrito "Homeopatía, medicina casera". En un lenguaje claro y accesible al común de sus lectoras, denotaba su preocupación por poner al alcance de la población lega el valor terapéutico de la Homeopatía.
Dice Pérez Uriburu "...de espíritu religioso y profunda fe, abraza la iglesia protestante en la que encuentra refugio y sostén..." como miembro activo de la Iglesia Metodista hasta su muerte en 1875. Desde 1964, la Escuela Evangélica de Dock Sud, obra de la Misión Metodista de la Boca, lleva su nombre como merecido homenaje a sus encomiables aportes.
Concluyendo, Clarisa Pérez Uriburu cierra su retrato con estas palabras:
"En la elaboración de la historia de la Homeopatía argentina, resulta inevitable el encuentro con Juana Manso, ya que gracias a ella ardió la lumbre hahnemaniana en nuestra patria."

LOS ANIMALES Y LA SALUD... TAMBIEN TIENEN SU LUGAR EN LA HISTORIA.

La Homeopatía en la Medicina Veterinaria
En rigor de verdad, la Medicina Veterinaria homeopática nació con el mismo Hahnemann cuando curó a su propio caballo. El maestro de Meissen había dicho: "... si las leyes que yo proclamo son las de la Naturaleza, ellas serán válidas para todo ser vivo13..." Su animal aparentemente sufría de una afección ocular llamada, aún hoy, oftalmia periódica y el medicamento elegido fue natrum muriaticum. También en una conferencia dada en Leipzig en 1815, aconsejó realizar patogenesias (experimentaciones) con los animales, y siempre demostró gran interés por el mundo animal siendo un protector junto a otras personalidades de su época, como Federico el Grande, rey de Prusia, y Goethe.
Es posible que dedicado, como lo hizo toda su vida, a la construcción de su método terapéutico en el hombre, no desarrollara prácticamente esta idea. Al parecer sus discípulos directos, fuera de Ruckert, tampoco dedicaron esfuerzo alguno a esta cuestión. Por lo tanto, a partir de allí, la aplicación concreta de la Homeopatía a la Medicina Veterinaria se hizo en base a la adaptación (con las limitaciones que ello implica) de los síntomas de las patogenesias humanas (y, por ende, de las Materias Médicas) a los síntomas de los animales.
Como hasta la fecha no se conocen experimentaciones puras de medicamentos en animales sanos, realizadas en forma sistemática, no existe una materia médica homeopática veterinaria. El problema de realizar las experimentaciones medicamentosas en los animales es complejo, no sólo por las exigencias y dificultades propias de toda patogenesia, sino porque sus resultados sólo serían válidos para cada especie considerada. Y es sabido que la Veterinaria trata un creciente número de especies domésticas y domesticables.
Resumiendo, podemos decir que en la aplicación de la Homeopatía a los animales, los veterinarios también actuamos por similitud. En efecto, aquellos síntomas mentales, generales y locales, con las modalidades posibles, encontradas en los animales que son más similares a los que están en la materia médica, son los que indicarán, en cada caso, qué medicamento prescribir.
Y esta adaptación o traslación de la Homeopatía (concebida inicialmente para el hombre) hacia el campo de la salud animal, tiene obviamente su historia.
Al respecto, un excelente y, por lo mismo, recomendable trabajo de investigación es el realizado por Flavio Briones, veterinario homeópata de Chile, titulado "Historia de la Aplicación de la Homeopatía en Medicina Veterinaria" y publicado en Divulgación de la Homeopatía13. De ese estudio han sido extractados algunos datos que detallaremos en este sub-capítulo.
Según Roux44, Ernest Ruckert, uno de los discípulos directos de Hahnemann, tal vez haya sido el primero en aplicar algunos de los medicamentos homeopáticos a los animales domésticos, entre otros aconitum, bryonia y dulcamara.
También en 1829, L. Bruchner publicó un tratado "Sobre el sistema homeopático para la curación de los equinos", y en 1833, en Leipzig, un veterinario, Wilheim Lux, publicó "Isopatía de las enfermedades contagiosas" donde comunicó los éxitos obtenidos con dos nosodes* "anthracinum" y "malleinum". De este modo dio origen a un nuevo sistema terapéutico llamado "isopatía" con puntos de contacto con la Homeopatía y, de alguna manera, precursor de las vacunas. Eizayaga la define así24:
"... método terapéutico que utiliza 'el idéntico', 'el mismo', es decir la sustancia, bacteria, virus, agente patógeno, toxina, etc., que aparentemente es la causa desencadenante de la enfermedad."
Al indicar el tratamiento de animales enfermos de "peste bovina" y "antrax" (carbunclo) con medicamentos preparados a partir de sangre y moco de animales infectados y diluirlos 30 veces, estaba sentando las bases de la terapéutica por el idéntico cuando "se es incapaz de curar por el similar" como lo hace la Homeopatía. En algunos casos, Lux preconizaba el uso conjunto de medicamentos isopáticos con algunos homeopáticos como mercurius, natrum muriaticum y otros. Esto le valió en su tiempo más de una polémica con el mismo Hahnemann, y así lo hace notar en su Organon, nota al parágrafo 56:
"Se ha intentado crear un tercer método terapéutico, denominado isopatía, que consiste en curar una enfermedad dada por medio del principio infeccioso que la ha producido, principio idéntico..."

* Los nosodes son medicamentos preparados a partir de una sustancia patológica, ya sea de origen animal o vegetal.

"Los iniciadores de la isopatía probablemente tenían en la memoria los beneficios aportados a la humanidad por la aplicación de la vacunación, por medio de la cual el vacunado está inmunizado contra todo contagio futuro de la infección variolosa, como si estuviera curado de antemano de esa enfermedad. Pero ambas, la vacuna y la viruela, aunque son semejantes en muchos puntos no son, sin embargo, idénticas, ni la misma enfermedad. Difieren una de otra en algunos aspectos, especialmente en la evolución más rápida y en la benignidad de la vacuna y, sobre todo, por el hecho de que ésta jamás es contagiosa para el hombre por simple proximidad.53"

De cualquier modo, es justo reconocer que Lux era un convencido de las bondades de la Homeopatía y fue iniciador y fundador de varias sociedades homeopáticas en Europa. Se puede afirmar plenamente que fue el primer veterinario que desarrolló y aplicó la veterinaria homeopática a los animales domésticos, en forma sistemática y además, la enriqueció con el aporte de la isopatía. Como demostración de esta adhesión, bautizó su revista, en 1832, donde comunicaba sus descubrimientos "Zooiasis o la curación homeopática de las enfermedades de los animales" y dedicó su primer número a Hahnemann.
Gunther, Lotzbeck, Smith, Hellmund, Böhn, Lacuzon y Berger, Humpreys y Hurndal, fueron algunos de los autores que desde Alemania, Francia, Inglaterra y Estados Unidos publicaron obras de difusión o de estudio19.
En Latinoamérica, Ruffier y Martelet publicaron en Brasil, en 1873 un Diccionario de Medicina Homeopática Veterinaria y en la década del 40 del presente siglo, Nilo Cairo con su Guía Práctica de Veterinaria Homeopática, intentó compendiar los diversos aportes dispersos en otros autores.
En nuestro país, alrededor de 1910, circulaba un libro de la Editorial Peuser, "Estúdiate a ti mismo" de J. Alvarez Toledo, que contenía un capítulo de "Veterinaria Homeopática para curar caballos, toros, vacas, carneros, cerdos, perros y aves de corral" (sic). En el mismo, hacía referencia a varios ensayistas homeopáticos de Philadelphia, Nueva York y a preparaciones de medicamentos, agregando un aviso publicitario: "...que venden Gath & Chaves Co."19.

VETERINARIA HOMEOPATICA: TIEMPOS MODERNOS.
Ya en el siglo XX, se incrementaron y diversificaron los aportes de la veterinaria homeopática. Así entre múltiples autores y trabajos, podemos citar:
1929: Pierre Schmidt* comunicó una muy buena experiencia en la prevención y tratamiento de la erisipela porcina con
aconitum 30.
1930: en Génova, Ferrol informó el buen resultado obtenido sobre la excitación desmesurada de elefantes en celo, con platina 7. Y en 1939, publicó los resultados de la prevención y tratamiento de la aftosa con el nosode aphtosinum.

* Notable y famoso médico homeópata suizo, fallecido en 1987 y autor, entre otras brillantes obras, de una excelente guía para el interrogatorio homeopático.

1939: también en este año, Peyreque trató exitosamente diversos trastornos, como la gastroenteritis del gato, con medicamentos elaborados a partir de venenos de víboras como Lachesis, Naja tripudians, Vipera torva, Crotalus horridus, etc13.
Existen muchísimos trabajos y publicaciones de aplicaciones o investigaciones sobre la Veterinaria homeopática, desde manuales y tratados, abarcadores de temas de doctrina y práctica, hasta ensayos destinados a una parcialidad, enfermedad o especie determinada.
Pero en general, se puede afirmar que la tónica dominante del desarrollo de la Veterinaria homeopática como especialidad, fue la de ir extendiéndose en forma paralela y dependiente en muchos casos, de la expansión y difusión de la Medicina homeopática. A tal punto que una buena parte de las aplicaciones de la Homeopatía a los animales (y de las publicaciones que las comunicaban) estuvo en manos de médicos y no de veterinarios. Como temática formativa, compartió con la medicina, su no inclusión en los planes oficiales de enseñanza universitaria y como particularidad, la mayoría de las publicaciones estuvieron más dirigidos a los propietarios de animales (sobre todo de campo) que a los profesionales veterinarios.
Hurgando en los recovecos de esta historia, se pueden encontrar recién en la segunda mitad de este siglo aportes dirigidos a los profesionales veterinarios. En 1954 Lamouroux y Lebeau publican "Comment soigner un chien par l'Homepathie" y junto a ellos, una buena cantidad de autores franceses comienzan a dar prioridad a este trabajo de instrucción profesional, por lo general no formal, de post-grado y privado. En 1979 la revista L'Homeopathie Francaise dirigida por H. Vannier, publicó un número especial dedicado a la Medicina Veterinaria, con la colaboración de nueve colegas homeópatas y más recientemente, en 1983, F. Lizon editó "La Homeopatía para el perro, el gato y el caballo"19.
Del mismo año es "Homeopathie Veterinaire - Biotherapie" de Henri Quiquandon, y en 1976 P. Gengoux dio a conocer su "Manual de Homeopathie Veterinaire".
Otros autores actuales son: Franco Del Francia, de Italia, cuya obra de mayor notoriedad es "Omeopatia Veterinaria" aparecida en 1985; George Mac Leod, de Gran Bretaña, es autor de "The treatment of cattle by Homeopathy" y de "The treatment of horses by homeopathy". El igualmente británico K. Sheppard ha editado "The treatment of cats by homeopathy" y "The treatment of dogs by homeopathy".

En los últimos años se ha producido la aparición de reducidos, pero muy dinámicos, grupos de veterinarios que intentan dar una respuesta destinada a la profesión en sí. Este fenómeno nuevo se ha dado en nuestro país y también en Chile, con su ya mencionada Asociación de Veterinarios Homeópatas.
Pero sin ninguna duda, es en Brasil, donde este fenómeno ha cobrado mayor vertiginosidad dando, lugar a la existencia de los más diversos grupos de estudios organizados institucionalmente, en importantes ciudades como Río de Janeiro, San Pablo, Porto Alegre, Belo Horizonte y Curitiba.
En esta última ciudad (en el estado de Paraná) funciona la Associaciao Médico Veterinaria Homeopática do Paraná (AMVHP) y es la primera institución de este tipo fundada en Brasil. Su personería jurídica le fue otorgada el 9 de febrero de 1988 y su presidente es el colega Antonio Sampaio45. En la pasada década de los 90, se ha producido en este país, una verdadera explosión de oportunidades, para los colegas que desean formarse en la teoría hahnemanniana, al ritmo del crecimiento y expansión de varias entidades formadoras en los diversos estados brasileños. Entre otras destacamos la Sociedad de Bioterapia de Pará (Belem-Pará), Sociedad Cearense de Homeopatía (Fortaleza -Ceará), Sociedad Médica Homeopática de Bahía (Salvador-Bahía), Instituto Hahnemanniano de Brasil (Rio de Janeiro),
Asociación Médica Homeopática de Minas Gerais ( Belo Horizonte-Minas Gerais), Fundación de Estudios Médicos Homeopáticos de Paraná (Curitiba-Paraná), Centro Brasileiro de Homeopatía Veterinaria (Curitiba - Paraná) , Asociación Médica Homeopática de Santa Catarina ( Florianópolis-Santa Catarina ), Sociedad de Veterinaria de Río Grande do Sul-Departamento de Homeopatía (Porto Alegre-Río Grande do Sul), Instituto Homeopático Jacqueline Peker (Campinas-Sao Paulo), Grupo de Estudios Homeopáticos "Benoit Mure ", Instituto Homeopático Francois Lamasson (Ribeirao Preto-Sao Paulo), Instituto de Homeopatía Samuel Hahnemann (Piracicaba-Sao Paulo), Instituto Brasileiro de Estudios Homeopáticos (Sao Paulo), Asociación de Médicos Veterinarios Homeópatas del estado de Sao Paulo , y la Asociación Paulista de Homeopatía (Sao-Paulo), que próximamente se denominará Instituto Paulista de Homeopatía. (Celio Morooka. comunicación personal.)
Particularmente dinámico ha sido el crecimiento en el estado de Río Grande do Sul, con centro en su capital Porto Alegre, pero también en ciudades del interior de este estado como Caxias do Sul, Passo Fundo, Santa María y Pelotas. Lo que sigue es un breve resumen de este desarrollo. En 1992 la Sociedad Gaucha de Homeopatía (SGH) dispuso de vacantes para que colegas veterinarios pudieran capacitarse junto a médicos, en sus cursos regulares. En agosto de 1995,se constituyó el Departamento de Homeopatía en el seno de la Sociedad Veterinaria de Río Grande do Sul (SOVERGS). En abril de 1998, mediante un convenio entre la SOVERGS, la SGH, y el Consejo Regional de Medicina Veterinaria de Río Grande do Sul (CRMV-RS) se inició el primer curso de especialización en homeopatía veterinaria. Este fue el primer curso para veterinarios dictado por veterinarios, con trabajos prácticos tanto con animales de compañía como de producción, totalizando 1200 horas de clase. En la actualidad, en el estado de Río Grande do Sul, se cuentan por decenas los colegas que ejercen la Homeopatía en bovinos de leche y carne, equinos de carrera y deporte, producción avícola, aves ornamentales y animales de compañía. Corolario coherente con el hecho de que uno de los pioneros de la veterinaria homeopática en todo Brasil, el Dr. Claudio Martins Real, discípulo directo de Leon Vannier, haya sido profesor destacado de la Universidad Federal de este estado, y ya en 1952 y 1953 publicara sus primeros trabajos demostrativos de las bondades de la homeopatía aplicada a especies de producción. ( Suzana Nodari, comunicación personal).

El 7 de agosto de 1993,fue realizado el primer Encuentro Nacional de Médicos Veterinarios Homeópatas, donde tras una amplia y profunda discusión se decidió constituir la Asociación de Médicos Veterinarios Homeópatas Brasileira (AMVHB).
El 16 de marzo de 1995, el Consejo Federal de Medicina Veterinaria, en su resolución N° 625 publicó la lista de 43 especialidades, entre ellas la Veterinaria Homeopática, que adquiría así un nuevo status legal y académico en todo el territorio brasileño. A partir de ese momento ,la AMVHB sería la entidad responsable de la concesión del Título de Especialista en Homeopatía Veterinaria.

También en Uruguay y Colombia han comenzado a funcionar activos núcleos de veterinarios homeópatas. En la ciudad de Bogotá, dieron comienzo en 1992 los cursos de Homeopatía destinados a veterinarios, en el Instituto Luis G. Páez, entidad rectora de la Homeopatía colombiana.

Fuera de América Latina, en Europa y Estados Unidos, existen diversas organizaciones de veterinarios homeópatas y hace muy poco, en 1986, se formó la International Association Veterinary Homeopathy (IAVH) que nuclea a profesionales de Inglaterra, Francia, Italia, Holanda, Bélgica, Dinamarca, Alemania y EEUU. Edita el "Journal for Veterinary Homeopathy" donde vuelca los resultados de prácticas clínicas y actividades científicas diversas. En años recientes la IAVH ha organizado algunos Congresos Satélites a los organizados por la Liga Homeopática Internacional.

En Argentina, como en varios otros países, la enseñanza de la Homeopatía es privada, ya que no figura oficialmente entre los temas a desarrollar en las Facultades de Veterinaria. Principalmente la Asociación Médica Homeopática Argentina (AMHA) es la institución que desde hace varios años ofrece cursos regulares bianuales para veterinarios, además de seminarios intensivos para extranjeros. Algo similar ocurre también en la Escuela Médica Homeopática Argentina (EMHA), en el Instituto de Altos Estudios Homeopáticos " James Taylor Kent" y en el CEMHH (Centro de Estudios Médicos Homeopáticos hahnemannianos) de Córdoba.

En el ámbito de la AMHA ,funciona desde hace 14 años, el G.E.HO.VET, (Grupo de Estudios Homeopáticos Veterinarios).En su funcionamiento ha abordado temas de diversa índole ( doctrinarios, clínicos, históricos, etc), ha brindado soporte docente al dictado de los diferentes cursos de las Institución y ha organizado y participado activamente en las -hasta el presente - cuatro Jornadas de Veterinaria Homeopática realizadas en el país.

Aunque la enseñanza de la Homeopatía es privada y no oficial, es justo reconocer algunos signos de apertura y flexibilización en los medios educativos públicos. En este sentido se destacan entre otros, dos hechos:
*en 1985, por iniciativa del Centro de Estudiantes, tuvo lugar en la Facultad de Veterinaria de la UBA, un cursillo informativo de tres días, al cual asistieron aproximadamente trescientos estudiantes y profesores de la casa.
*en 1988 (y a partir de allí, en los años sucesivos) la Cátedra de
Farmacología y Bases de la Terapéutica de la citada facultad, en una actitud por demás meritoria, decidió incorporar un módulo a su programa: "Terapéuticas no Tradicionales" e invitó a profesores externos a la casa de estudios para dar estas clases. Fue la primera vez en la historia de la facultad, que una promoción de estudiantes tomó conciencia y conocimiento en forma oficial, de la existencia de la Homeopatía y su aplicación a la salud animal, antes de graduarse.

Algunas instituciones de especialistas veterinarios, han organizado ocasionalmente cursillos, jornadas o conferencias sobre la Homeopatía en la clínica veterinaria, abriendo espacios para la comunicación y el diálogo y rompiendo antiguos prejuicios y actitudes discriminatorias. Tales los casos de la publicación "Informe Veterinario21" y la Asociación de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA)22.
Es de esperar que en los tiempos por venir se profundice esta línea de apertura y la Homeopatía pueda ser incorporada a los planes oficiales de enseñanza universitaria. En esta dirección, no sería poco que se incluyera, por lo menos como un Capítulo más, en las materias de Farmacología y Terapéutica, y lo mismo en Clínica de Pequeños y Grandes Animales.

Igualmente deseable es que se multipliquen los espacios privados donde se capaciten los profesionales veterinarios en la terapéutica homeopática, como también que, al menos, se brinde un lugar de información a los estudiantes de la carrera.
Y, por supuesto, será necesario extremar los recursos en lo referente a difusión masiva, destinada a propietarios y criadores de animales, tanto de producción como de compañía. Serán ellos los que movilizarán la demanda de un servicio homeopático para tratar las enfermedades de sus mascotas o incrementar los niveles productivos de su ganado.
Queda planteado pues, un abierto desafío en el que no aparecen pérdidas a la vista y sí todo un nuevo horizonte a conquistar, en pos de una mejor salud y calidad de vida animal.

Continue leyendo...
Bibliografía.

 

Contáctese con el Dr. De Medio Links recomendados

 

Administración y programación: El Barto Diseño Web